CARBÓN DERIVADO DE LA MADERA

granual_coal_carbon

Nuestros carbones derivados de la madera se fabrican por medio de activación con vapor o activación química. Esta última normalmente emplea cloruro de zinc o ácido fosfórico, dependiendo de las propiedades finales del producto que se deseen. Por lo general, los carbones derivados de la madera presentan una alta proporción de mesoporos y macroporos, en comparación con carbones tradicionales de origen mineral o cáscara de coco, especialmente este último. Presentan diferentes propiedades de adsorción y desorción y a menudo son capaces de adsorber moléculas bastante grandes. Sus propiedades los hacen particularmente apropiados para aplicaciones tales como:

  • Decoloración, por ejemplo, de zumos de frutas, bebidas, alimentos y productos farmacológicos.
  • Purificación de aceites comestibles, edulcorantes, almidones, etc.
  • Recuperación de disolventes.
  • Utilización en vehículos con dispositivos de control de evaporación.

En las aplicaciones de decoloración, el rendimiento de los productos suele cuantificarse por medio de parámetros que incluyen:

  • La adsorción de azul de metileno, que indica la capacidad de adsorción de moléculas de tamaño medio, entre ellas, colorantes. Es mayor para carbones que presentan una preponderancia de mesoporos (diámetro de 2-5 nm).
  • Índice de melazas; la adsorción de melazas en una solución puede utilizarse para calcular la capacidad de adsorción de moléculas de mayor tamaño y, una vez más, depende fuertemente de la estructura de mesoporos.

En muchas aplicaciones, la pureza de los carbones y la composición química de la superficie también son importantes y, de forma general, los carbones derivados de la madera presentan una mayor pureza que aquellos de origen mineral. Esta puede mejorarse mediante lavado, si corresponde. También se puede modificar el pH. La distribución del tamaño de los productos en polvo también es importante, ya que repercute en la cinética de adsorción.

Ofrecemos una amplia gama de productos en polvo derivados de la madera adaptados a diferentes aplicaciones, así como pellets especiales derivados de la madera para su uso en la recuperación de disolventes o en dispositivos de control de evaporación.